– El éxito del procedimiento abre una nueva era para la tecnología de válvulas cardíacas intervencionistas en China

HANGZHOU, China, 28 de noviembre de 2017 /PRNewswire/ — El 23 de noviembre de 2017 se realizó con éxito el primer implante humano del sistema valvular recuperable VenusA Plus en el Second Affiliated Hospital of Zhejiang University School of Medicine (Segundo Hospital Asociado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Zhejiang; SAHZU, por sus siglas en inglés).

El profesor Wang Jian’an, director del Second Affiliated Hospital of Zhejiang University School of Medicine, anuncia que China ha realizado con éxito su primer implante clínico de una válvula aórtica transcatéter recuperable

El profesor Wang Jian‘an, director del SAHZU, anunció que China ha realizado con éxito su primer implante humano de una válvula aórtica transcatéter recuperable. Este es otro hito para Venus Medtech, que se convierte en la primera compañía de China capaz de ofrecer un sistema valvular cardíaco intervencionista recuperable.

A la paciente de 76 años que fue operada usando el sistema se le había diagnosticado una estenosis valvular aórtica severa y se la había definido como paciente de alto riesgo quirúrgico. El equipo cardíaco discutió y definió las características anatómicas de la paciente como una válvula aórtica bicúspide con calcificación asimétrica, lo cual planteaba el riesgo de desplazamiento durante el implante valvular. El equipo consideró que el sistema recuperable sería lo mejor para la paciente.

El sistema recuperable permite que la válvula se retraiga y reposicione después de la liberación, evitando efectos adversos como resultado de una mala posición del implante y el desajuste de la válvula implantada, incluso el desplazamiento valvular, filtración paravalvular severa, impacto negativo sobre la válvula aórtica bicúspide y bloqueo atrioventricular de alto grado debido a compresión del paquete de conducción. El sistema reduce también la complejidad del procedimiento, lo cual, a su vez, ayuda a fomentar la adopción y aplicación de la tecnología de reemplazo de válvula aórtica transcatéter (TAVR, por sus siglas en inglés).

«El equipo médico de SAHZU ha estado colaborando estrechamente con el Instituto de Investigación Valvular Cardíaca de la provincia de Zhejiang y el equipo de I+D de Venus Medtech para estudiar, desarrollar y producir productos de válvulas cardíacas. La colaboración comenzó con la VenusA-Valve y llevó al éxito de la VenusA Plus», señaló el profesor Wang. «Se trata de una válvula TAVR de próxima generación de buen desempeño en términos de liberación, estabilidad recuperable, controlabilidad y capacidad de paso, y, por lo tanto, tiene un gran potencial para las aplicaciones clínicas».

El implante humano exitoso de la VenusA Plus se realizó apenas cuatro meses después del lanzamiento de la primera válvula TAVR VenusA-Valve de China. «Venus Medtech ha logrado innovaciones tecnológicas continuamente», explicó Zi Zhenjun, CEO de Venus Medtech. «En el futuro, planeamos lanzar más productos innovadores y demostrar la fuerte competencia de la compañía en la innovación y su compromiso permanente con la atención de los pacientes».

Foto – http://mma.prnewswire.com/media/611442/Venus_Medtech.jpg

FUENTE Venus Medtech (Hangzhou) Inc.